jueves, 16 de noviembre de 2017

BAJAME LA LAMPARA

Concierto de Palabras


Un actor, que es cantante. Y que además de talentoso, es carismático, tiene oficio, ama el cine, el teatro, las letras.
Un actor que tiene devoción profunda hacia las mujeres y se estremece con las poetas.
Francisco Pesqueira ha escrito una obra teatral de esas que reacomodan el alma.

Sobre tres increíbles y tan terrenales escritoras como han sido Alfonsina Storni, Idea Vilariño y Alejandra Pizarnik (tres inmortales, con vida intensa  y legado en obras) ha reunido los sentires de ellas a través de quienes fueron la nodriza, la empleada y la asistente respectivamente.

Y para darle vida, tres actrices que nos emocionan con ‘esas’ palabras que muchas veces, tornamos nuestras, cuando, en algún punto intuimos pueden ser espejo: Lidia Catalano, Miriam Martino y Stella Matute en exquisitas actuaciones nos trasladan a recuerdos de amores, fracasos, deseos, y convicciones.

Emiliano Samar es el acertado responsable de la dirección y puesta en escena, quien incluye en tablas a la concertista y cantante Mirta Alvarez como espíritu que sobrevuela y unifica todo.

La iluminación a cargo de Carlo Argento, hace aún más sugestivo el clima íntimo de una escenografía minimalista (Carlos Di Pasquo).


Y un sobrio vestuario (Sandra Ligabue) nos recuerda el duelo y el despojo, porque la elegancia -en este caso- anida en las palabras.

Quedan dos funciones, y les deseo que el 2018 los abrace con nueva temporada.

Sábados 19hs (finaliza 25/11)
Espacio IFT (Boulogne Sur Mer 549; CABA)


fotos: prensa de la obra


jueves, 21 de septiembre de 2017

¡POR ESE PALPITAR!

Gitano x Gitano


“Así, como una rosa desecha por el viento / así como una hoja reseca por el sol /
así como se arroja de costado un papel viejo / así mi alma tu imagen arrojó.”
No hace falta esforzarse para recordar quien cantaba y enamoraba con su voz, decir y presencia. Sandro fue reconocido en vida y es homenajeado constantemente tras su partida. Nos quedan sus películas y placas discográficas.

Pero también, disfrutamos de él a través de otros grandes artistas.

El “Gitano” ha sido respetuoso de los gitanos. Y la voz más sobresaliente flamenca gitana de estos lares, es la de Baldomero Cádiz. Ambos se conocieron, y a ambos se les reconoce por brillo propio, talento artístico y profesionalismo.

El director Jorge Mazzini, amante del género flamenco, tuvo la idea de rendir tributo a Sandro con este gitano de pura cepa.
De voz melodiosa, rasgada, potente y coloreá interpreta, fiel a su estilo, los temas más populares de Sandro: Así, Noche de amantes, Trigal, Tengo, y Rosa, rosa entre otros memorables.

Baldomero Cádiz a solas tiene espalda para pararse en el centro del escenario del Teatro Astral y que este vaya perdiendo profundidad. Sin embargo, Jorge Mazzini ha convocado para que lo acompañen en escena a músicos que forman una banda: Hernán Malagoli (Piano), Aníbal Colli (Teclados), Daniel Milciades López (Bajo) y 
Juan Romero Cádiz (Percusión flamenca, talento familiar).

A sumado voces solistas y corales: Gabriel Espósito (responsable de la música original del espectáculo) para rockearla en “A los de Fuego” un tributo dentro del tributo; 
Pamela Tello interpretando Trigal; y Mariana Vergara sumando su ingreso a partir de Somos Gitanos.

Y si hablamos de gitanos, hay que hablar de fiesta flamenca donde de a uno por función se alternan como invitados los siguientes bailaores/as: Darío Oliva, Yamil RabajGastón Stazzone, Yanina Martínez y Mónica Romero.



¿Qué más? Es también una historia que avanza sobre un anecdotario escrito con el lenguaje de la admiración.

Y un detalle, que por sobrio puede parecer menor, y es otro guiño a Sandro: no se ha dado por ambientación una taberna gitana, sino un gran salón cuyos artistas visten de gala para la ocasión. En ello están como responsables Patricia Marchetti (ambientación), Pablo Bonet (vestuario) y Paco Urdiales (iluminación).


Gitano x Gitano es Sandro x Baldomero Cádiz.


O como dicen los españoles: ¡Olé con Olé!















¡POR ESE PALPITAR! Gitano x Gitano    Miércoles 20.30 (última función 11/10)
Teatro Astral (Av. Corrientes 1639)

Ph: María del Carmen Loiacono by Neo Radio Visual

ISLA NEGRA

Un secreto. Una deuda. Un destino


El escenario nos lleva a unos pocos km. De la Ciudad de Buenos Aires, hacia un paisaje reconocible por muchos como son las islas del delta del Tigre.
En una de ellas está por producirse una venta inmobiliaria; aunque, al finalizar la historia, todo trueque en otro tipo de transacción.

Su autor y director Osvaldo Canis logra juntar en escena temas como la corrupción política, las pasiones, las ilusiones, la venganza y el dolor. Temas tan del mundo y tan nuestros. ISLA NEGRA no es la apacible isla de Pablo Neruda.



Oscar Dubini (Juan, el isleño) e Iván Steinhardt (Gonzalo, el legislador) con excelencia interpretan un drama que crece vertiginosamente como una inundación, haciendo de esta ficción una situación creíble. Y me pregunto: acaso, por semejanza ¿no las hubo?



Destaco junto a los ya mencionados el diseño de escenografía y vestuario a cargo de María Guglielmelli.

Obra intensa minuto a minuto. No se sale indiferente.

ISLA NEGRA    Viernes 21hs
Teatro La Tertulia (Gallo 826)


Fotos: cedidas por prensa de la obra.

JAMAS ME LEVANTO LA MANO

¡Pueblo chico, infierno grande!


Marcos Casanova, actor y autor tandilense, ha confiado en el director Cristian Majolo para llevar a escena JAMAS ME LEVANTO LA MANO.

El joven director, al que le encanta manejar los espacios de las salas teatrales e incluir en ese juego al espectador, no nos introduce solamente en Villa Seca ni a un pueblo chico; sino a una familia chica que convive en constante infierno. Hasta que…

Y es mucho más: es ganar y ganarse respeto, cariño. Es el reconocerse,  levantarse y permitir que te levanten. Es pedir ayuda. Es gritar.

La silla de ruedas, visible y concreta se hace metáfora en las interpretaciones hilarantes (rayando con el grotesco) y brillantes de dos actrices ya conocidas por Cristian Majolo: 
Romi Pinto (la madre) y Malena Luchetti (la hija) quienes con desbordado humor logran emocionar.

Párrafo aparte, se nota la presencia siempre acertada de María Guglielmelli en escenografía.
Quedan dos funciones de este espectáculo que va por su segunda temporada. Fue partícipe en el 2016 del VII Festival de Teatro Independiente “El Galpón” San Jorge (Sta. Fe); Cumbre de Creatividad y Tendencias UP; y La Noche de los Teatros (CABA).


JAMAS ME LEVANTO LA MANO    Viernes 21hs
Korinthio Teatro (Mario Bravo 437)

fotos: Rilind Modigliani

ABANDONEMOS TODA ESPERANZA

El espejo de la apariencia


Volante en mano, el espectador se introduce en la obra con una frase de Friedich Nietzche, que parcialmente les comparto: “El hombre no sabe todavía que el vaso que le llevó Pandora, es el vaso de los males, y que el mal que guarda en su fondo es la mayor de las infelicidades, la esperanza.”

Basada en la obra de Florencio Sánchez EN FAMILIA, Alfredo Martín dirige y pone en escena “Abandonemos toda esperanza” tomando con sabio humor una tragedia tan actual como en los años ’30 del siglo pasado (mención especial para el vestuario de época a cargo de Jessica Menéndez).

La historia es la condición humana en sus virtudes y miserias. Aquí, todo en el seno de una familia aburguesada venida a menos; con un padre ludópata y demás integrantes en los que la baraja de la vida ha repartido neurastenia y sueños entre vividores, realistas y salvadores.

Interpretan Nicolás Barsoff, Julián Bellegia, Marcelo Bucossi, Cinthia Demarco, María Fernanda Iglesias, Mariano Falcón, Julia Funari, Luciana Procaccini, Gustavo Reverdito y Lorena Szekely.

Cada actor destaca en su rol, abandonando en el alma de sus personificaciones dignidad, voluntad, confort y seguridad. Nos muestran que la apariencia hacia terceros siempre es un engaño propio. Historia ideal para un psicoanalista como es su director.

Diferentes retratos en una familia que nos invita a descubrir dónde puede estar la esperanza.

ABANDONEMOS TODA ESPERANZA    Domingos 20hs
Andamio 90 (Paraná 660)

Fotos: material cedido por prensa de la obra.


jueves, 29 de septiembre de 2016

RAUL PORCHETTO

45 años con la música


La primavera suele llevarnos hacia los recuerdos de la adolescencia. Y si sos de mi generación, a BArock, a los artistas que dieron identidad al rock nacional.
El pasado jueves 22 de Septiembre el Teatro Coliseo tuvo esos vientos y aromas primaverales. Uno de estos artistas festejó sus cuarenta y cinco años con la música, grabando por primera vez una placa en vivo.

Y sus seguidores no fallaron: colmaron el teatro. Raúl, en ida y vuelta con la gente, brindó un concierto de tres horas junto a varios admirados amigos que la carrera musical le dio.






Se apagaron las luces. Seguimos al saxofonista que por el pasillo central llevó su melodía hasta el escenario: Facundo Arana nos anunciaba el inicio de una “noche mágica”, palabras repetidas a lo largo del show.


Con imágenes de un relato que hablaba de lo esencial, la voz de Santiago Pont Lezica dio inicio al concierto de RAUL PORCHETTO.

Allí estaba Raúl en voz, en guitarras y teclados acompañado por su banda: Fernando Scarcella (batería), Danilo Moschen (teclado), Javier Torrecillas (guitarras), Manuel Llosa (bajo y coros), Dani Porchetto (teclados, armónica, coros y voz), Antonela Vinancia y Ana Clara Porchetto (coros).


Hubo momentos para evocar, por ejemplo, a Lalo de los Santos.

Hubo tiempo para meditar: “… soy muy agradecido, por eso aquel que dice ‘yo me hice solo’ ¡qué lástima que no se dio cuenta!...”.

Y el tiempo se detenía para cantar.
Para cantar con Willy Iturri en batería.


O por primera vez interpretar en un escenario la Obertura de Cristo Rock junto a Lito Vitale.



Para hacer duetos con su hermana Ana Clara en “Los cisnes no cantan cuando mueren” y con Sandra Mihanovich recordando su Mercedes natal en “Mercedes en silencio”.
















Todos sus éxitos estuvieron compartiendo voz dulce con Nito Mestre… con León Gieco de quién dijo “cuando la barca se me alejó de la orilla, me ayudó a volver”… con Juanse para rockearla.





El espíritu de Sandro, crean, no solamente estaba en pantalla. Para recordar aquel momento invitó a Palito Ortega reinterpretando ambos “Bailando en la vereda”.


Bailamos todas y nos pusimos de pie al decir en el corazón ¡nunca más! también en “Reina Madre” y otra vez con aplauso cerrado en “Bicentenario” junto a León.


Por una vez vivimos lo impensado; tras el saludo final con la banda, vuelve a subir el telón, y allí estaba PORSUIGIECO a pleno: Raúl Porchetto, Charly García, Nito Mestre, León Gieco y María Rosa Yorio.


Todo el concierto fue para cantar con nosotros hasta el final con “El fantasma de Canterville” sumándose nuevamente, ya en el cierre, Juanse e Iturri.



Gracias Raúl por esa noche.




Fue como lo esperabas, un concierto mágico.

Las emociones no fueron solamente tuyas.




Ya no tenemos que viajar hasta la adolescencia. El recuerdo después de este show, nos queda mucho más cerca.



¡Felices 45
Raúl Porchetto!


fotos: María del Carmen Loiacono